• +(506) 2436-3300
  • teologia@unadeca.net
  • UNADECA

DESAFÍO: OBEDECER CUANDO DIOS DICE QUE PERMANEZCAMOS QUIETOS Y AVANZAR CUANDO DICE QUE MARCHEMOS

LEAMOS HOY 8 DE DICIEMBRE JEREMÍAS 43

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR

“Así que ni Johanán hijo de Carea, ni los jefes militares, ni nadie del pueblo, obedecieron el mandato del Señor, de quedarse a vivir en el país de Judá.”

JEREMÍAS 43:4

COMENTARIO HISTÓRICO DE JEREMÍAS 43

Después de diez días, Dios le reveló a Jeremías la consulta que Johanán y el pueblo le habían hecho por medio del profeta. El mensaje era claro y preciso: el remanente del pueblo debía permanecer en Jerusalén, Dios influiría sobre Nabucodonosor para que no tomara ninguna represalia por la muerte del gobernador Gedalías, pero debían permanecer en la tierra prometida, para recibir la protección divina. Por el contrario, si el pueblo desobedecía y se marchaban hacia Egipto, ninguno de ellos retornaría con vida a Jerusalén, porque morirían en ese lugar. En su insolencia, rechazaron el mensaje y prefirieron marchar hacia Tafne, una ciudad de Egipto. En Tafne, Jeremías, por mandado de Dios, coloca unas piedras grandes, para señalar el lugar donde Nabucodonosor pondría su trono, esta profecía se cumplió el año 568–567 a. C.

OBEDECER CUANDO DIOS DICE QUE ESPEREMOS.- José espero 13 años para que se cumplieran los sueños que Dios le había revelado. David, después de ser ungido por Samuel, tuvo que esperar 17 años para ser puesto rey. Esperemos los tiempos de Dios.

OBEDECER CUANDO DIOS ORDENA QUE AVANCEMOS.- Gedeón con solo 300 hombres derrotaron a un gran ejército. Los apóstoles obedecieron la orden de “Discipulad” y en pocos años evangelizaron el imperio romano.

CITA SELECTA

“Todas las promesas de Dios son condicionales. Si hacemos su voluntad, si caminamos en la verdad, entonces podemos pedir lo que queramos, y nos será dado. Cuando tratamos fervorosamente de ser obedientes, Dios escucha nuestras peticiones; pero Él no nos bendecirá si estamos en desobediencia. Si escogemos desobedecer sus mandamientos, podemos gritar “Fe, fe, solamente fe”, y la respuesta vendrá de la segura Palabra de Dios: “La fe sin obras es muerta”. Santiago 2:20. Una fe tal sólo será como metal que resuena y címbalo que retiñe. Para tener los beneficios de la gracia de Dios, debemos hacer nuestra parte; debemos trabajar fielmente y producir frutos dignos de arrepentimiento”

(FO 47).

ORACIÓN

PADRE NUESTRO. TE SUPLICAMOS QUE QUITES LA ARROGANCIA Y SUFICIENCIA PROPIA, PARA NO CONFIAR EN NUESTRAS CAPACIDADES. TE PEDIMOS QUE TU SANTO ESPÍRITU CONMUEVE NUESTRO SER, PARA SER SENSIBLES A LAS ÓRDENES Y MANDATOS QUE NOS SEÑALAS. POR JESÚS, AMÉN. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *