• +(506) 2436-3300
  • teologia@unadeca.net
  • UNADECA
Atentos a su Palabra
CONFIAR: HASTA NUESTROS CABELLOS ESTÁN CONTADOS

CONFIAR: HASTA NUESTROS CABELLOS ESTÁN CONTADOS

LEAMOS HOY 23 JUNIO LUCAS 12.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Pues aún los cabellos de vuestra cabeza están todos contados. No temáis, pues; más valéis vosotros que muchos pajarillos.”

LUCAS 12:7

COMENTARIO HISTÓRICO DE LUCAS 12.-

En este capítulo, Cristo presentada advertencia y estímulos: 1) Los seguidores del Maestro, no deben temer a sus enemigos, cuyo castigo sólo es físico y temporal, deben obedecer a Dios, cuyas consecuencias son eternas; 2) Debemos aumentar nuestra confianza en Dios, porque valemos mucho más que los pajarillos, dos se vendían por una moneda, y cinco por dos monedas, es decir daban uno más de regalo; 3) La fe en Dios debe aumentar, porque Dios conoce hasta cuántos cabellos tenemos; 4) Jesús advierte que la confianza en el dinero, puede llevarnos a olvidar que Dios es dador de las riquezas y también es dueño de la vida; 5) Cristo nos advierte a estar siempre estar listos, velando y orando a media noche, o al amanecer; 6) Estemos atentos al cumplimiento de las profecías que anuncia la proximidad de la segunda venida de Cristo.

CITA SELECTA.-

“Presentad a Dios vuestras necesidades, tristezas, gozos, cuidados y temores. No podéis agobiarle ni cansarle. El que tiene contados los cabellos de vuestra cabeza no es indiferente a las necesidades de sus hijos. “Porque el Señor es muy misericordioso y compasivo.” Su amoroso corazón se conmueve por nuestras tristezas y aun por nuestra presentación de ellas. Llevadle todo lo que confunda vuestra mente. Ninguna cosa es demasiado grande para que Él no la pueda soportar, pues sostiene los mundos y rige todos los asuntos del universo. Ninguna cosa que de alguna manera afecte nuestra paz es tan pequeña que Él no la note. No hay en nuestra experiencia ningún pasaje tan obscuro que Él no lo pueda leer, ni perplejidad tan grande que no la pueda desenredar. Ninguna calamidad puede acaecer al más pequeño de sus hijos, ninguna ansiedad puede asaltar el alma, ningún gozo alegrar, ninguna oración sincera escaparse de los labios, sin que el Padre celestial lo note, sin que tome en ello un interés inmediato. El “sana a los quebrantados de corazón, y venda sus heridas.” Las relaciones entre Dios y cada una de las almas son tan claras y plenas como si no hubiese otra alma por la cual hubiera dado a su Hijo amado.”

(CC, 100).

ORACIÓN:

DIOS TODOPODEROSO. TE PEDIMOS PERDÓN, PORQUE MUCHAS VECES NOS SENTIMOS INSIGNIFICANTES Y CREEMOS QUE NO TE PREOCUPAS POR NUESTRAS VIDAS. TE PEDIMOS QUE NOS AUMENTES LA FE PARA CREER QUE NOS AMAS Y DIRIGES CADA UNO DE NUESTROS PASOS. POR JESÚS, AMÉN.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *