• +(506) 2436-3300
  • teologia@unadeca.net
  • UNADECA
Atentos a su Palabra
DESAFÍO: CON LA FORMA DE ALIMENTARNOS, NO SEAMOS PIEDRAS DE TROPIEZO A LOS NUEVOS CREYENTES

DESAFÍO: CON LA FORMA DE ALIMENTARNOS, NO SEAMOS PIEDRAS DE TROPIEZO A LOS NUEVOS CREYENTES

LEAMOS HOY 16 DE SEPTIEMBRE 1 CORINTIOS 8.

VERSÍCULO PARA MEMORIZAR: “Pero lo que comemos no nos acerca a Dios; no somos mejores por comer ni peores por no comer” (Ver. 8).

COMENTARIO HISTÓRICO DE 1 CORINTIOS 8.-

Las palabras introductorias: “En cuanto a lo sacrificado a los ídolos”, hace suponer que los hermanos de Corinto le habían escrito a Pablo sobre el problema de comer carne que habían sido sacrificada a los ídolos. Los mercados donde se vendían la carne, estaban ubicadas a pocos metros de los templos paganos, ya que los animales eran traídos al templo, para ser ofrecidos a sus dioses, como parte de sus creencias pagana. Sólo parte de los animales era quemada en holocausto ante los dioses; la parte sobrante se vendía en las carnicerías. Los creyentes se preguntaban si al comer dicha carne estaban, en alguna manera, participando en la adoración de los ídolos. Pablo nos recuerda que la libertad cristiana, está unida a la responsabilidad del creyente ante su comunidad cristiana. (M. C. 246). Ilustración.- Una persona dejó de beber agua mientras consumía los alimentos; ese hábito la quería imponer a la familia e iglesia. Le pregunté: ¿Cuánto tiempo le llevó entre el conocimiento y la práctica? Me respondió, muchos años, entonces le dije: Debiera espere ese mismo tiempo para que los demás lo hagan”.

CITA SELECTA.-

“En la reforma alimenticia hay verdadero sentido común. El asunto debe ser estudiado con amplitud y profundidad, y nadie debe criticar a los demás porque sus prácticas no armonicen del todo con las propias. Es imposible prescribir una regla invariable para regular los hábitos de cada cual, y nadie debe erigirse en juez de los demás. No todos pueden comer lo mismo. Ciertos alimentos que son apetitosos y saludables para una persona, bien pueden ser desabridos, y aun nocivos, para otra. Algunos no pueden tomar leche, mientras que a otros les asienta bien. Algunos no pueden digerir guisantes ni judías; otros los encuentran saludables. Para algunos las preparaciones de cereales poco refinados son un buen alimento, mientras que otros no las pueden comer. Los que viven en regiones pobres o poco desarrolladas, donde escasean las frutas y las oleaginosas, no deben sentirse obligados a eliminar de su régimen dietético la leche y los huevos.”

(MC 246).

ORACIÓN:

DIOS ETERNO. TE SUPLICAMOS QUE NOS AYUDES A ENTENDER QUE LA ALIMENTACIÓN ES PARTE DE LA REFORMA PROSALUD DADA A TU PUEBLO, PERO QUE ENTENDAMOS QUE SOLO CRISTO ES QUIEN NOS SALVA. POR JESÚS, AMÉN. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *